martes, 23 de junio de 2009

like a rolling stone



No importa que tan alto se apunte la pedrada
siempre se termina en el piso.
Debe haber algún tipo de trascendencia en eso
pero hoy soy piedra y no movimiento.
Si tuviera la embriagante entrega del mártir
o la sosegada renuncia del santo
podría insuflarse en mí
algo menos perecedero que la esperanza.
Quisiera llorar pero apenas bostezo,
no se puede hacer piras con las cenizas de los muertos.

4 comentarios:

Prado dijo...

anda inspirado el maestro. lo del bostezo está genial. mil significados. órale.

Julio Serrano dijo...

muy bueno rex, abrazo, fue bueno verlo rápidamente el lunes...

estás viviendo en guate?

Alfonso dijo...

¿Qué ondas? Gracias muchá y nel Julito, solo fuí a guate por un par de días aprovechado una coyuntura favorable, ojalá haya algo para la próxima

los perros románticos dijo...

muy logrado Sr. Me queda el sabor de un excelente momento.